Diga 33: Pensamientos en búsqueda y captura (XXV) | El Blog de José Alberto Díaz-Estébanez León

Diga 33: Pensamientos en búsqueda y captura (XXV)

Jun 25, 2012

Diga 33: Pensamientos en búsqueda y captura (XXV)

1.- Claro que te queda tiempo y fuerzas para intentarlo… ¿pero seguro que te quedan ganas, a pesar de las decepciones?

2.- Si pudiéramos decidir qué soñar… ya no serían sueños, sino sólo deseos. ¡Buenas noches y dulces sueños!

3.- El problema del mediocre no es ser “del montón”, sino que habitualmente no quiere ser ni hacer nada más o mejor de lo que es y hace. Por cobardía o por comodidad mucho más que por capacidad.

4.- Con frecuencia utilizamos las máscaras de la indiferencia, de la arrogancia o incluso del cinismo para no tener que admitir que algo nos importa todo lo que nos importa… y lo malo es que lo hacemos sin ni siquiera darnos cuenta.

5.- Si no sientes de vez en cuando la amarga frustración de la impotencia será porque de verdad haces todo lo que quieres o porque desistes de hacer todo lo que puedes. Y, francamente, lo primero no suele ocurrir… (al menos a mí).

6.- Pregunta médica: si un enfermo no sólo no mejora en ninguno de sus síntomas, sino que ni siquiera contiene el empeoramiento de sus dolencias y hasta se acelera su gravedad hasta el límite de sus constantes vitales… ¿cuánto tiempo hace falta para saber que, sea cual sea el diagnóstico, hay que cambiar el tratamiento porque no funciona? ¿esperamos a firmar el certificado de defunción? Pues ahora, aplícalo a la economía.

7.- ¿Te cuesta conciliar el sueño porque no alcanzas tus sueños?

8.- A veces nos empeñamos en pedir al agua del mar que respete la frontera dibujada en la arena de la playa… ¡no te das cuenta que es imposible porque su propia naturaleza hace que la rebase, se extienda y abarque todo lo que esté a su alcance!

9.- La presión es necesaria en una caldera para dar el máximo rendimiento. Pero hay algo peor que aflojar el ritmo, aunque disminuya le velocidad, y es forzarla tanto que acabe explotando, porque se parará definitivamente. Aprende a medir la presión que quieres meter.

10.- Es duro reconocer un fracaso… pero eso te puede llevar a dos opciones: rectificar de rumbo o renunciar al destino.

11.- Si tus resultados no son tan buenos como esperabas, ¿por qué estás tan seguro que es culpa de las circunstancias, de quienes te rodean o simplemente de la mala suerte? ¿no se te ha ocurrido otra posibilidad? Mírate de vez en cuando al espejo…

12.- Hay una dulce mentira que nos permite seguir adelante, aunque no lo es tanto por la sinceridad con la que lo decimos, sino por nuestra estupidez para cumplirlo. Es esa que dice: “he aprendido la lección, no volveré a cometer los mismos errores”.

13.- Es cierto: hay días en que resulta verdaderamente difícil encontrar ya ni una gota en la cantimplora de optimismo con la que comenzaste la travesía de este desierto… quizá no sea tan malo entonces dejarte engañar -sólo por un rato- con algún hermoso espejismo.

14.- ¡Buenos días! (…que conste que es un deseo, no necesariamente una descripción).

15.- Aún recuerdo cuando el tiempo corría a mi favor… Maldito traidor, ¿cuándo comenzó a jugar en mi contra?

16.- No estoy aquí para pensar por ti… todo lo más, y sólo si tú quieres, para ayudarte a pensar por ti mismo.

17.- No es lo mismo “tener ganas” que ser consciente de lo que hay que hacer… y hacerlo. Si hay ganas, mejor. Pero si no las hay, tiene igual valor y puede que incluso mucho más mérito.

18.- Y aún nos atrevemos a soñar… ¿estamos locos?

19.- La autoridad puede imponerse, al menos durante un tiempo. El liderazgo hay que ganarlo y mantenerlo: no se compra, ni mucho menos se regala. No se fabrica de hoy para mañana. No es cuestión de un golpe de suerte que con otro golpe desaparece. No te lo encuentras por casualidad. Muchas veces no sabes la razón, ni cuándo comenzó. Ni siquiera estás seguro de que sea justo que éste o aquel lo tenga, pero sabes que lo tiene. Y si no lo sabes… es que no lo tiene.

20.- ¿Te has parado a pensar alguna vez que todo lo temible que es aquella persona como enemigo puede serlo de valioso como aliado?

21.- ¡Qué extraña enfermedad de la vista nos hace ver ampliado en los demás el reflejo de nuestros propios defectos!

22.- No es fácil decir la verdad. Resulta complicado decir toda la verdad. Y es casi imposible decir nada más que la verdad. ¡Lo juro!

23.- Y un día, casi de repente, dejas de pensar en lo que quieres ser para pensar sólo en lo que puede ser.

24.- Ha sido un día intenso, con más cosas que hacer que tiempo para hacerlas. Aun no sé si con más aciertos que errores, si con más dudas que certezas.

25.- Una felicitación o un agradecimiento por el trabajo bien hecho, no sólo es algo de buena educación y hasta de justicia, sino que te da el respaldo para que, cuando tengas que hacer una recriminación porque también es necesario, no produzca resentimiento y sea algo útil para mejorar las cosas.

26.- Adaptarse a la realidad puede ser bueno, incluso imprescindible, para actuar y tomar decisiones cada día, pero no necesariamente para fijar tus objetivos y tus metas. Se puede ser pragmático e idealista.

27.- Si te equivocas en las batallas que debes luchar, es imposible que triunfes en la guerra que quieres -y que puedes- ganar.

28.- No por el mero hecho de subir el volumen se te va a entender mejor: puede que te escuche más gente durante un momento, pero en realidad sólo oirán tu ruido, ruido, ruido…

29.- A veces hay que hacer con los contactos de Facebook lo que no hicieron a tiempo los bancos: eliminar los “activos tóxicos” antes de que contaminen el valor global de todo el balance.

30.- -“Será lo que tenga que ser”, dijo con cierta sombra de resignación para despedirse… -“No, amigo: será lo que tú y yo queramos que sea”, contestó aún con el brillo en la mirada que da la ilusión.

31.- Y aunque siga estando infinitamente lejos… ¿estás un poco más cerca hoy que ayer de alcanzar tu sueño? Entonces, no has perdido el tiempo.

32.- ¿Por qué me sorprende tanto cometer los mismos errores?

33.- Casi siempre nos enfadamos cuando nos equivocamos. Pero hay ocasiones en que uno se enfada aún más por tener razón.

1 Comment

  1. Paco Castro

    Suscribo el comentario de principio a fin. Tiene un alto contenido político, salvo que yo sea muy mal pensado. Efectivamente, la caldera puede explotar. Lo trágico es que no se gobierna para el bien común, sino para el poder. Una Europa donde “juegan” la derecha y la izquierda a ver quién se lleva el gato al agua. Lo repito, últimamente, muchas veces, los problemas de Canarias habrá que solucionarlos desde Canarias, en la medida de lo posible. Gracias, José Alberto, por compartir sus pensamientos. Usted está hecho un artista de la pluma.

Deja tu Comentario


9 + 2 =